Las manchas color canela o amarillas que aparecen en la ropa, se desarrollan mediante el proceso de oxidación de comidas o bebidas que contienen azúcar o ácidos.

Por ejemplo, cuando se derrama en la ropa un poco de jugo, gaseosa, té o café, y lo dejamos secar, al principio puede permanecer invisible a la vista. Sin embargo, conforme transcurre el tiempo, el líquido se oxida y da paso a una mancha que incluso podría resaltar después del lavado y/o planchado.

Algunas personas optan por hacer un pre desmanche con productos de limpieza caseros. Esto podría complicar la remoción de la mancha o producir un daño mayor a la prenda. Lo recomendable es llevarlo al especialista Martinizing.